30 estrategias de linchamiento mediatico en vivo

abril 3, 2008

Esta “pequeña” lista, está dedicada al flamante locutor (que no periodista, ojo) que el día de ayer, 1 de abril nos dio una lección ejemplar de cómo conducirse en el ring mediático, especialmente el ring cobijado por televisa.

1.- Comenzar trivializando la entrevista. Ejemplo: llamar asuntos de Estado a la serie mundial o el caso Hugo Sánchez.

2.- Dejar entrever un caso que la opinión pública reprobó anteriormente, para poner ésta idea en el público antes de empezar la entrevista. Ejemplo: juego de palabras entre Los Cardenales (equipo de béisbol) y los cardenales de la iglesia católica.

3.- Reforzar la trivialización con algunas risas socarronas forzadas y algún comentario que degrade aún más el tema a tratar. Ejemplo: pasemos a temas más triviales; su candidatura.

4.- Forzar ecuaciones para tergiversar el discurso del adversario-acusado-entrevistado. Ejemplo: saqueo = privatización = fraude en el PRD (sic).

5.- Cuestionar la autoridad moral del entrevistado para opinar sobre algunos temas. Ejemplo: equiparar la elección presidencial con la elección interna del PRD, en la que se supondrá de antemano que el entrevistado tiene tooooodo que ver.

6.- Minimizar el linchamiento mediático adjudicando la responsabilidad de la amplificación de un conflicto a las partes en conflicto. Ejemplo: todo lo que hemos dicho nosotros palidece frente a lo que se dicen entre ustedes.

7.- No cuestionar a las fuentes adecuadas para dar las respuestas que uno busca, y mejor buscar cuestionar a la figura más visible. Ejemplo: si vamos a hablar sobre una elección fraudulenta en el PRD, no cuestionar a la comisión de vigilancia o el órgano correspondiente, sino al militante más mediático (es decir AMLO).

8.- Burlarse de consignas anteriormente expresadas por el adversario-acusado-entrevistado para restarle importancia. Ejemplo: ¿Quiere un recuento “Nota por nota”?

9.- Cuando el adversario-acusado-entrevistado esté a mitad de un argumento, interrumpirlo para jalarlo al tema que más me conviene ventilar. Ejemplo: Entrevistado – … lo que pasa es que la comunicación…Entrevistador – hablemos del PRD.

10.- Minar la credibilidad del adversario-acusado-entrevistado dejando en claro que no le crees una sola palabra de lo que dice. Ejemplo: Hacer gestos de incredulidad y después rematar diciendo no le creo.

11.- Equiparar dos conceptos completamente diferentes para alegar una falsa incongruencia del adversario-acusado-entrevistado. Ejemplo: comparar una elección de estado con el hecho de que un militante de un partido se exprese a favor de un candidato en la elección interna de un partido, aún sabiendo que una de estas acciones es ilegal y la otra no.

12.- Sintetizar conceptos distintos para obtener uno nuevo que realmente deje sin sentido las acciones del adversario-acusado-entrevistado. Ejemplo el presidente legítimo del PRD se pronunció a favor de un candidato.

13.- Cuando se muestran materiales videográficos para poner en contexto la entrevista, y se recurra al efecto de pantalla doble, no poner la cámara de frente al adversario-acusado-entrevistado para mostrarlo desinteresado, desgarbado y/o irreverente al no ver de frente la cámara.

14.- Erigirse como voz pública para corresponder con el lineamiento goebbeliano de “todos piensan que…”. Ejemplo Nadie se la cree que es presidente legítimo.

15.- Expresar con onomatopeyas, gestos o afirmaciones prematuras la sensación de que lo que dice el adversario-acusado-entrevistado ya está muy gastado. Ejemplo: Entrevistado – reconocieron las irregularidades…Entrevistador – si si si si si (puede ir acompañado de un manoteo).

16.- Posponer el tema que, en teoría sería el eje de la entrevista. Ejemplo: si si, ahorita te dejo hablar del petróleo.

17.- Presionar al adversario-acusado-entrevistado para que exprese la opinión que yo quiero expresar. Ejemplo: bueno, ya dígame entonces es mejor anular la elección, ¿no?

18.- Equiparar a dos personajes distintos en circunstancias distintas para aumentar la confusión en el público (similar a la estrategia no. 11). Ejemplo: Comparar a Vicente Fox cuando expresó su preferencia por un candidato presidencial con Cuauhtémoc Cárdenas cuando pide la anulación de la elección interna del PRD.

19.- Utilizar frases coloquiales, cuyo uso es generalizado en las escuelas primarias y secundarias para hacer enojar a alguien. Ejemplo: Eso sí calienta.

20.- Nunca dejar al adversario-acusado-entrevistado terminar una respuesta cuando quiero demostrar su incongruencia. Ejemplo: interrumpirlo hasta el punto en el que el entrevistado diga ¡No me dejas terminar!

21.- Repetir insistentemente una pregunta que ya contestó el adversario-acusado-entrevistado para tratar de obtener la respuesta que quiero. Ejemplo: Entrevistador: ¿Van a tomar carreteras? Entrevistado: no Entevistador: …pero ¿van a tomar carreteras? ¿no van a tomar carreteras?

22.- Tomar algún prejuicio racista o sexista e implantarlo a la fuerza en el discurso del adversario-acusado-entrevistado. Ejemplo: o sea, las mujeres por delante.

23.- Sacar de contexto cualquier frase del adversario-acusado-entrevistado para sacarle jugo. Ejemplo: usted dijo que iba a haber violencia el 24 de febrero.

24.- Ser condescendiente con el adversario-acusado-entrevistado e incluso usar con él las frases con las que le enseñas a tu mascota a no morder. Ejemplo: tranquiiiiilo tranquiiiiiilo shhh.

25.- Cuando haya oportunidad, recordarle al adversario-acusado-entrevistado que se le está contando el tiempo al aire y sugerir sutilmente que hasta debería agradecer por el tiempo que se le asignó de entrevista. Ejemplo 1: Entrevistado – Estoy conciente de los tiempos de la televisión. Entrevistador – Pues no parece. Ejemplo 2: ya lleva 40 minutos de entrevista. Ejemplo 3: lleva 10 minutos hablando de ese tema.

26.- Comparar al adversario-acusado-entrevistado con algún personaje que no sea de su agrado, o incluso con adversarios políticos. Ejemplo: Comparar a AMLO con Fecal.

27.- Tratar al adversario-acusado-entrevistado como ignorante o persona con facultades mentales diferentes. Ejemplo: a ver, léeme éste parrafo.

28.- Justificar el linchamiento mediático aduciendo que no se le está haciendo promoción al invitado en cuestión. Ejemplo: Esto es entrevista, no spot.

29.- De preferencia, poner al invitado físicamente descubierto completamente sin sentarlo ante un escritorio o en un sillón para provocarle la mayor incomodidad posible. Incluso, ponerle una silla con el respaldo muy inclinado, para que, en cuanto se recargue, se vea desgarbado o desinteresado.

30.- Siempre mantener una actitud de superioridad física e intelectual con el adversario-acusado-entrevistado, aunque esto no tenga fundamento.

por Paquita radioAMLO

fuente: yazminenyunqueland.blogspot.com

Nota relacionada → AMLO en 1Noticias y la Etica del Periodismo..
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: